Bares gay en el centro de madrid

Articles

  1. Lo mejor de cada barrio: Chueca
  2. Las mejores zonas y barrios gay de España
  3. Dónde comer

Tres vecinos del barrio cuentan sus sensaciones con esta 'transformación'. Este domingo, si pasa por la calle Cabeza alrededor de las dos o las tres de la madrugada es posible que vea a un grupo de hombres barbudos y fornidos fumando y hablando en la calle. Son los asistentes a la fiesta Mordisko, que se celebra quincenalmente en la sala 33 Cabeza, 33 , y que se ha convertido en una de las sesiones punteras de la noche gay.

Lo mejor de cada barrio: Chueca

Sí, se celebra en Lavapiés y no en Chueca. La Prohibida, icono travesti de la capital hace 10 años que abandonó Chueca rumbo a Lavapiés. Y no se arrepiente. Demetrio Naranjo es una de las personas que ha contribuido a relanzar esta imagen cultural en el barrio.


  • EL ESPAÑOL!
  • ibiza town gay street.
  • sexo gay corridas.
  • tienda casa gay barcelona.

Este gaditano vino a Madrid hace 15 años y se enamoró del barrio. Vive con su novio en la calle Olivar y hace tres años abrió su empresa Tinglao, dedicada a la representación de actores y a la producción de montajes escénicos y obras audiovisuales en la calle Dos Hermanas. Ahora esta vía ha cogido mucho rollo.

Las mejores zonas y barrios gay de España

Han abierto una escuela de canto, un centro marketing online, asociaciones de libros solidarios, un estudio de fotografía Es otra cosa. A la vuelta de la esquina también tiene su nueva sede el Bearbero bear es como se denomina al subcolectivo de gais hirsutos y rollo montañeros , que ha dejado de arreglar barbas en Malasaña para hacerlo en Lavapiés. Alberto Ferrero, bailarín y actor acaba de estrenar El extraño caso de Miranda T.

Él vive desde hace años en la calle Argumosa y cree que los bajos alquileres también han ayudado a que viniera gente joven. Él forma parte de la hornada de jóvenes gais que se han mudado al barrio atraídos por los precios y su rollo bohemio. Un amigo de los afectados que se encontraba presente en el momento del suceso también ha contado lo que ocurrió a través de las redes sociales: "El personal de seguridad vino a recriminarles de muy malos modos por darse un beso de cinco segundos aduciendo a que molestaban a la clientela.

No creo que a un hombre y una mujer les dijese lo mismo. Stop homofobia ". No obstante, lo peor del caso ha sido la respuesta del propietario del bar a las críticas. Así que desde Salir. En este otro artículo te descubrimos los mejores bares de cruising de Madrid que tienes que conocer.